Portada de un libro infantil

Portada de un libro infantil

La telaraña de charlotte

La portada de un libro infantil es más importante que la de cualquier otro género. La portada de un libro infantil no sólo existe para ser un resumen visual del libro, sino como un ejemplo real del estilo de ilustración y la sensación del libro en su interior. A continuación se presentan 5 portadas de libros infantiles muy bien hechas que resultan atractivas tanto para los adultos como para los niños.

El color es una gran herramienta a la hora de atraer la curiosidad de los niños, y esta portada lo aprovecha. Desde el título, que cambia de color cada pocas palabras, hasta el amarillo y el rojo brillantes de la toalla de la esquina, pasando por la ropa que llevan padre e hija, resulta inmediatamente llamativa para cualquier niño pequeño. Además, las actividades divertidas que se llevan a cabo son obvias: la noria gigante del parque de atracciones del paseo marítimo, los juguetes de la playa en la arena, la emoción entre el padre y la hija cuando se encuentran en un momento de alegría. Todos estos elementos hacen que la portada sea muy atractiva para los niños, el público al que va dirigida, y por ello se combinan con bastante éxito.

La oruga muy hambrienta

La creación de la cubierta es el último paso creativo en la publicación de un libro. Esto se debe a que casi todo lo relacionado con la anatomía de una cubierta está controlado por la versión final editada del libro: el tamaño del recorte, el color del papel y el número de páginas determinan las dimensiones de la cubierta. Nunca hay una buena razón para diseñar la cubierta antes de que el borrador final esté terminado, porque al hacerlo es probable que tengas que volver a hacerlo de todos modos.

Tanto si eres un autor autoeditado como un editor independiente, necesitas información sobre lo que quiere tu público objetivo para poder tomar decisiones comerciales sólidas y basadas en datos. Antes de empezar con el diseño de la portada, investiga entre 20 y 50 libros de tu género, diseccionando cada portada por partes. Observa la portada, la contraportada, el lomo, el diseño, la imagen, los tipos de letra y otros elementos de cada portada.

Toma notas rápidas de cada portada. ¿Qué es lo que te hizo querer leerlas? Busca los temas que comparten las portadas más intrigantes de tu investigación. Una vez que hayas terminado de escribir y editar y hayas hecho tu investigación, estarás listo para empezar a diseñar tu portada.

Maravilla

Cuando se es niño, no hay nada más especial que leer un libro o que tus padres te lean uno en voz alta. Estos libros amplían la mente del niño a nuevos mundos, a la vez que le enseñan sutilmente lecciones sobre el que vivimos todos juntos. Los expertos en lingüística llevan mucho tiempo afirmando que un joven al que se le lee tiene una ventaja en su desarrollo y en sus emociones a medida que crece.

El mercado de los libros infantiles es enorme: los adultos gastan más de 3.000 millones de dólares en libros para niños cada año. Si usted es un autor de libros infantiles, su libro competirá en un mercado abarrotado, colorido y ajetreado. Un libro infantil moderno debe ser lúdico pero apropiado para su grupo de edad, así como llamativo y bien ilustrado para captar la atención de los padres. Las portadas que se describen a continuación le darán una buena idea de algunas de las tendencias actuales que harán que su libro infantil destaque.

Los álbumes ilustrados están muy bien ilustrados y tienen un número reducido de palabras (menos de 1.000 en total) y suelen tener unas 32 páginas. Se crean para niños que aún no saben leer o que están en las primeras etapas de aprendizaje de la lectura. El rango de edad general para los libros ilustrados es de tres a ocho años. Cada página debe ser principalmente una imagen, con no más de una o dos líneas por pliego.

El cerdo de navidad

El diseño de la cubierta puede aumentar la visibilidad de un libro en más de un 50%. Esto es especialmente cierto cuando se diseña una cubierta para libros infantiles. Las pequeñas mentes de los niños se sienten naturalmente más atraídas por las imágenes grandes y brillantes que por los textos aburridos y monótonos. Así que vamos a ver cómo diseñar una portada de libro infantil que atraiga a los pequeños lectores en un instante.

En esta entrada del blog, vamos a repasar algunos consejos y trucos para crear magníficas portadas de libros infantiles que mantengan a tus lectores enganchados. Nuestro objetivo es hacer que tus lectores elijan tu libro entre otros con diseños de portada interesantes y, sobre todo, que pasen por encima de esa portada para empezar a leer. Así que

No hay que juzgar un libro por su portada… Bueno, en realidad, sí juzgamos un libro por su portada. La cubierta de un libro es simplemente la portada que presenta su libro al mundo. Es lo primero que ven sus lectores y con lo que interpretan su libro. Por lo tanto, ¡es su principal objetivo!

La cubierta del libro suele desempeñar un papel decisivo en el éxito del mismo. Y esto es especialmente cierto en el caso de los libros para niños. Los niños, que son muy visuales por naturaleza, siempre se sienten atraídos por los libros con portadas interesantes. Por eso, si quieres entrar en el mercado de los libros infantiles, de más de 3.000 millones de dólares, tienes que saber cómo diseñar una cubierta de libro infantil que atraiga e intrigue a las mentes jóvenes.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad