Estrategias de lectura mapa mental

Estrategias de lectura mapa mental

ejemplos de mapas conceptuales

1. Determinar la importancia1.1. Encontrar el propósito de la lectura1.1.1. Ficción1.1.1.1. Acciones de los personajes1.1.1.2. Motivos1.1.1.3. Problemas/Conflictos1.1.1.4. Tema general1.1.2. No ficción1.1.2.1. Aprender información1.1.2.2. Recordar información1.2. Idea principal1.2.1. Una idea principal1.2.2. Más de una idea principal

2. Resumir y sintetizar2.1. Resumir2.1.1. Combinar la información con el propio pensamiento2.1.2. Dar forma a los pensamientos propios2.1.3. Repetir la información2.1.4. Parafrasear2.2. Sintetizar2.2.1. 2.2.1. Añadir información a los conocimientos existentes2.2.1.1. Desarrollar el pensamiento2.2.1.2. Aprender más2.2.2. 2.2.2. El lector cambia de pensamiento2.2.2.1. 2.2.2.1. Adquiere una nueva perspectiva2.2.2.2. 2.2.2.2. Desarrolla una nueva comprensión

3. Hacer inferencias3.1. Leer entre líneas3.2. Hacer interpretaciones3.2.1. Acceder al esquema3.2.2. Combinar con indicios3.2.3. Escribir preguntas3.3. Sacar conclusiones3.4. Comparar y contrastar3.4.1. Preguntas3.4.2. Conclusiones

4. Visualizar4.1. Inferir el significado4.1.1. Plantear preguntas con imágenes4.1.2. Comprobar las respuestas a través de la lectura4.2. Crear imágenes en la mente4.2.1. Aumenta el nivel de compromiso4.2.2. 4.2.2. La atención se agita menos4.2.3. 4.2.4. Aprovecha más la historia4.3. No ficción4.3.1. Parar4.3.2. Pensar en4.3.3. Comprender

organizador gráfico de mapas conceptuales

El uso de los Mapas Mentales en clase es útil para trabajar todo tipo de habilidades. Por ejemplo, los alumnos pueden utilizar un Mapa Mental para anotar rápidamente lo esencial de un artículo que han leído. Otro gran ejercicio es utilizar los Mapas Mentales para aprender vocabulario. Los mapas mentales proporcionan un mecanismo de aprendizaje visual que ayudará a los alumnos a reconocer las relaciones que podrían pasar por alto en un tipo de actividad más lineal. El acto de trazar un mapa anima al individuo a crear un recuento interno de la historia. Este tipo de enfoque ayudará a los estudiantes a escribir ensayos, así como a mejorar la comprensión general de la lectura debido a la visión general de 30.000 pies que obtendrán.

Para esta lección de ejemplo, hemos proporcionado una serie de variaciones en el uso de los mapas mentales para los ejercicios. La lección en sí podría extenderse fácilmente a las actividades de los deberes y a lo largo de varias clases, dependiendo de la cantidad de elementos artísticos que anime a los alumnos a aportar.  Para esta lección, hemos creado un mapa sencillo como ejemplo para un curso de lectura de nivel superior utilizando la novela No se atreva a leer esto, Sra. Dunphrey de Margaret Peterson Haddix.

la estrategia de lectura chunking

La estrategia de lectura High 5 es un enfoque sencillo y eficaz formulado para mejorar las capacidades de comprensión de los alumnos. Mediante esta técnica, los estudiantes son capaces de comprender el material y dirigir su atención a los detalles. De este modo, mejora el aprendizaje de los estudiantes y les ayuda a prepararse para la presentación de un ensayo o informe o incluso para un examen.

Las investigaciones han demostrado que se produce una mejor comprensión cuando los alumnos participan en actividades que unen sus antiguos conocimientos con los nuevos. Por ejemplo, una simple pregunta como «¿qué sabes de… (un tema concreto)?» estimulará los conocimientos previos de los alumnos sobre ese tema. Esto les ayudará a relacionar la lectura actual con sus conocimientos previos y hará que la nueva lectura sea más estimulante y atractiva. Esta estrategia permite a los alumnos trabajar a partir de un esquema ya existente, en lugar de empezar uno nuevo.

Anime a los alumnos a formular preguntas antes y después de la lectura para aumentar su comprensión. Cada alumno debe ser capaz de reflexionar sobre tres preguntas principales, a saber, una pregunta de actualidad, una pregunta analítica y una pregunta de investigación.

cómo hacer un mapa conceptual

Un mapa mental puede describirse como un organizador gráfico o un diagrama que ayuda a los estudiantes o a las personas, en general, a visualizar lo que están leyendo y a descubrir las conexiones entre distintas piezas de información. En un mapa mental típico, el tema suele encontrarse en el centro del lienzo del mapa, mientras que las notas, las ideas y las palabras clave se disponen alrededor del centro.

También puede describirse como una estrategia estructurada que, a diferencia de la no estructurada, muestra la relación jerárquica de varias ideas. Disponer de una visualización estructurada de la información antes de empezar a escribir te ayudará mucho, ya que podrás convertirla fácilmente en un borrador.

Los alumnos pueden utilizar este segmento para recopilar información sobre el escritor, dónde vivió, sus antecedentes y cómo todo ello influyó en el libro. Las conexiones entre la vida del autor y las secciones del libro pueden visualizarse mediante flechas. También hay que captar el escenario de la historia.

Para entender las historias de ficción hay que comprender a los personajes, lo que les preocupa, lo que les impulsa y cómo están conectados entre sí. Puedes visualizar las conexiones entre los personajes individuales utilizando un mapa mental.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad