Ecuaciones diferenciales homogeneas ejemplos

Ecuaciones diferenciales homogeneas ejemplos

ejemplos de ecuaciones diferenciales homogéneas pdf

Parece que estás en un dispositivo con un ancho de pantalla «estrecho» (es decir, probablemente estás en un teléfono móvil). Debido a la naturaleza de las matemáticas de este sitio, es mejor verlo en modo apaisado. Si su dispositivo no está en modo apaisado, muchas de las ecuaciones se desplazarán por el lateral de su dispositivo (debería poder desplazarse para verlas) y algunos de los elementos del menú quedarán cortados debido al estrecho ancho de la pantalla.

Al igual que con las ecuaciones diferenciales de segundo orden, no podemos resolver una ecuación diferencial no homogénea a menos que podamos resolver primero la ecuación diferencial homogénea. También tendremos que limitarnos a las ecuaciones diferenciales de coeficiente constante, ya que la resolución de ecuaciones diferenciales de coeficiente no constante es bastante difícil, por lo que no las trataremos aquí. Asimismo, sólo estudiaremos las ecuaciones diferenciales lineales.

Ahora, supongamos que las soluciones a esta ecuación diferencial será en la forma \ ~(y\left( t \right) = {\bf{e}^{r\,t}}) y enchufe esto en la ecuación diferencial y con un poco de simplificación que obtenemos,

cómo resolver ecuaciones diferenciales homogéneas

Una ecuación diferencial homogénea es una ecuación que contiene una diferenciación y una función, con un conjunto de variables. La función f(x, y) en una ecuación diferencial homogénea es una función homogénea tal que f(λx, λy) = λnf(x, y), para cualquier constante no nula λ. La forma general de una ecuación diferencial homogénea es f(x, y).dy + g(x, y).dx = 0.

Una ecuación diferencial que contiene una función homogénea se llama ecuación diferencial homogénea. La función f(x, y) se llama función homogénea si f(λx, λy) = λnf(x, y), para cualquier constante no nula λ. La forma general de la ecuación diferencial homogénea es de la forma f(x, y).dy + g(x, y).dx = 0. La ecuación diferencial homogénea tiene el mismo grado para las variables x, y dentro de la ecuación.

La ecuación diferencial homogénea no tiene un término constante dentro de la ecuación. La ecuación diferencial lineal tiene un término constante. La solución de una ecuación diferencial lineal es posible si somos capaces de eliminar el término constante de la ecuación diferencial lineal y transformarla en una ecuación diferencial homogénea. Además, la ecuación diferencial homogénea no tiene las variables x, y dentro de ninguna función especial como las funciones logarítmicas, o trigonométricas.

ecuación diferencial homogénea y no homogénea

Por otra parte, una ecuación diferencial es homogénea si es una función homogénea de la función desconocida y sus derivadas. En el caso de las ecuaciones diferenciales lineales, esto significa que no hay términos constantes. Las soluciones de cualquier ecuación diferencial ordinaria lineal de cualquier orden pueden deducirse por integración a partir de la solución de la ecuación homogénea obtenida al eliminar el término constante.

El término homogéneo fue aplicado por primera vez a las ecuaciones diferenciales por Johann Bernoulli en la sección 9 de su artículo de 1726 De integraionibus aequationum differentialium (Sobre la integración de ecuaciones diferenciales)[2].

Una ecuación diferencial lineal es homogénea si es una ecuación lineal homogénea en la función desconocida y sus derivadas. Se deduce que, si φ(x) es una solución, también lo es cφ(x), para cualquier constante (no nula) c. Para que esta condición se cumpla, cada término no nulo de la ecuación diferencial lineal debe depender de la función desconocida o de cualquier derivada de ella. Una ecuación diferencial lineal que no cumple esta condición se llama inhomogénea.

ejemplos de ecuaciones diferenciales homogéneas de primer orden

Llamamos a la función \(f\) de la derecha función de forzamiento, ya que en aplicaciones físicas suele estar relacionada con una fuerza que actúa sobre algún sistema modelado por la ecuación diferencial. Decimos que la ecuación \ref{eq:5.1.1} es homogénea si \(f\equiv0\) o no homogénea si \(f\notequiv0\). Dado que estas definiciones son como las correspondientes de la sección 2.1 para la ecuación lineal de primer orden

es natural esperar que haya similitudes entre los métodos de resolución de la ecuación \ref{eq:5.1.1} y la ecuación \ref{eq:5.1.2}. Sin embargo, la resolución de la ecuación \ref{eq:5.1.1} es más difícil que la resolución de la ecuación \ref{eq:5.1.2}. Por ejemplo, mientras que el teorema 5.1.1

da una fórmula para el caso en el que \not\equiv0\), no hay fórmulas para la solución general de la Ecuación \ref{eq:5.1.1} en ninguno de los dos casos. Por lo tanto, debemos contentarnos con resolver ecuaciones lineales de segundo orden de formas especiales.

En la sección 2.1 consideramos primero la ecuación homogénea \(y’+p(x)y=0\), y luego utilizamos una solución no trivial de esta ecuación para encontrar la solución general de la ecuación no homogénea \(y’+p(x)y=f(x)\). Aunque la progresión del caso homogéneo al no homogéneo no es tan sencilla para la ecuación lineal de segundo orden, sigue siendo necesario resolver la ecuación homogénea

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad